2 ago. 2010

La corrupción perredista no es invencible

Cada delegación en manos del PRD, sin excepciones, se convierte en una cueva de ladrones y negocios. En estas mismas páginas he documentado los altísimos niveles de corrupción del PRD capitalino, de la base hasta la punta de la pirámide. He hecho, como es natural, énfasis en mi propia delegación, Tlalpan, donde hay una perfecta línea de podredumbre que arrancó cuando el PRD se hizo dueño del DF, con el celebérrimo héroe del 68 El Pino. Allí lograron la sólida cadena.... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana