26 dic. 2010

Capitalismo cubano


"No importa si el gato es blanco o negro sino que sepa atrapar ratones". Con esta frase, el líder chino Deng Xiaoping justificó la transición de su país hacia una economía de libre mercado. China dejó el comunismo en las últimas décadas del siglo XX, para iniciar la transformación social más radical en la historia de la humanidad. En menos de una generación, esta locomotora de crecimiento ha sacado de la pobreza a más de 200 millones de personas y forjado una de las clases medias más grandes del planeta. Durante el 2010, China desplazó a Japón como la segunda economía más grande planeta. Se espera que el dragón asiático destrone a Estados Unidos del primer lugar alrededor del año 2020.... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana