15 feb. 2011

Hace bien Lázaro

Es lógico que Lázaro Cárdenas Batel haya rechazado la oferta de dirigir al Partido de la Revolución Democrática: no tiene nada, absolutamente nada, que ganar. Se trata, para empezar, de un partido dividido hasta la médula. Nada nuevo hay en esta historia aunque todo indica que, a diferencia del pasado, las divisiones son más virulentas por la falta de un “líder moral”, al estilo de Cuauhtémoc Cárdenas, que actúe como mediador de los conflictos internos... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana