8 abr. 2011

Marcelo Ebrard, su rumbo al fracaso


Marcelo Ebrard está profundamente ocupado por su infinita demagogia, por su peculiar estilo de gobernar, mezcla de populismo ramplón, heredado de López Obrador y su formación priista al lado de Carlos Salinas y Manuel Camacho. Va y viene, para consolidar su candidatura presidencial por el PRD, de un lado a otro en el DF. Pero se da el tiempo, en sus horas libres, para ir al Estado de México a combatir a los caciques, se las arregla para que su divorcio sea exprés y sin mayores consecuencias políticas. Ahora, aunque sus expertos asesores, y los medios de comunicación, le han dicho que la Vía Poniente tendrá un alto costo político y desde luego ecológico por la cantidad de árboles que están derribando (justificado de modo simplista por Martha Delgado, pésima secretaria de Ecología)... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana