9 abr. 2012

Por una Tercera Vía

Hace unos días, en el curso de una cena con Tony Blair, le pregunté quién creía él que, entre los progresistas de Europa, era el heredero de su legado político. Después de un breve silencio, se encogió de hombros y admitió que en realidad no lo sabía. Su reacción no es una muestra de falta de interés —en los últimos meses su compromiso político ha sido mayor que en ningún otro periodo posterior a su estancia en el poder—, sino que ponía de relieve lo poco de moda que está ya la Tercera Vía.... Continúa....

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana