20 oct. 2010

158 mil millones

Ese fue el dinero público dedicado, entre el 2000 y el 2009, a subsidiar partidos, organizar elecciones y pagar tribunales especializados. ¿Se justifica?

En 2003 me puse a estudiar qué le había pasado a la democracia. Encontré que el dinero no hizo representativos a los partidos ni les dio confiabilidad a elecciones competidas, como las de 2006 (la respuesta completa aparece en Vuelta en U). Estamos frente a un festival de desperdicio, un subsidio a la mediocridad... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana