19 oct. 2010

¿Adónde vas, Marcelo?

Ciro Gómez Leyva

19-10-10

Nunca me ha gustado el cliché de que en política no hay coincidencias. Prefiero la máxima del gran periodista argentino Miguel Bonasso: dos coincidencias marcan una tendencia.

Después de su doble incursión a Toluca el viernes y el domingo, y de las primeras pullas públicas contra Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard regresa a su ciudad, se pone traje y corbata y aparece con el ex rector Juan Ramón de la Fuente en la inauguración del Museo Memoria y Tolerancia.

Sharon Zaga, directora del museo, dice que no se trata de quedarse en el dolorido recuerdo, sino de crear conciencia en las nuevas generaciones. La lucha es contra la sinrazón, el fanatismo. Izquierda moderna.

Cuando las cifras decían que él era número uno, López Obrador reveló en la campaña de 2006 que al primero que invitaría como su secretario de Gobernación sería a De la Fuente, quien ahora se pasea con Ebrard inmediatamente después del fin de semana en Toluca. Una coincidencia, quizá. Veremos si una próxima imagen marca tendencia.

Marcelo, por lo pronto, se ha transmutado en candidato. Creo que se tardó, que se equivocó al calcular una erosión más rápida y áspera de López Obrador. Y que por más placeos que haga con De la Fuente y otros símbolos de la “izquierda democrática”, sin López Obrador, los números no le van a dar.

Los dos merecen con creces la candidatura presidencial. Pero la candidatura no da para los dos. Y él uno sin el otro no va a ganar en 2012: cosa de sumar, multiplicar, dividir, restar.

Marcelo es un estratega. Debe tener un diseño del proyecto, la organización, los recursos, el tiempo. Hoy no la veo, no la entiendo. Sin López Obrador a su lado, simplemente no la entiendo.

Publicado en Milenio

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana