19 oct. 2010

Se fue un gran amante de México

...Debido a sus ideas políticas, abandonó la carrera académica en Austria. Emigró, entonces, a la Alemania comunista en 1956. En Berlín oriental se involucró con intelectuales reformistas que creían en el "socialismo con rostro humano". Siempre siguió estudiando a México. Katz se desilusionó del comunismo cuando los soviéticos ocuparon Checoslovaquia. Una vez más, él y su familia emigraron al continente americano. En 1971, la Universidad de Chicago le ofreció un puesto permanente como profesor. Ahí se consolidaría como el gran historiador que fue. Como todos los académicos que dejan huella, formó a varios historiadores mexicanos de primer nivel... Continúa...

No hay comentarios:

En defensa del Estado Laico y la diversidad social

Enrique Krauze. La izquierda mexicana